Estudiante utrerano de Epidemiología revoluciona la forma de defecar

La ilustración promovida por el Abate Marchena habría popularizado en Utrera el uso del "water" con consecuencias nefastas para nuestra salud.

water-abate-marchena

Prestigiosos biólogos debaten sobre la influencia perniciosa del Abate Marchena en Utrera al promover junto con la Ilustración el uso del “water”.

Autor: Antonio de la Rosa

Baldomero Expósito, estudiante Utrerano del MIR por Epidemiologia adscrito al Virgen del Rocio de Sevilla, ha sido llamado por las Universidades más prestigiosas de China y EEUU para desarrollar junto a un equipo multidisciplinar de Dietistas, Genetistas, Biólogos, Epidemiólogos una teoría revolucionaria relacionada con la prevención del cáncer de colon, todo gracias al descubrimiento que acaba de revelar en su trabajo fin de Carrera.

Baldomero Expósito ha basado sus conclusiones en estadísticas de distintos países. A la pregunta de cómo se le ocurrió iniciar este estudio, el Dr. Baldomero respondió que viendo cifras de incidencia de cáncer de colon en diferentes países, se percató de que los países en vías de desarrollo de África, Asia, China y musulmanes en general, se daban menos casos de muerte por esta enfermedad que en los países desarrollados.

Parece ser que toda la culpa la tienen los franceses que introdujeron el Wáter tal y como hoy lo concebimos; y es que es la postura de sentado frente a la natural de obrar en cuclillas la que marca la diferencia. La de toda la vida favorece una evacuación más completa que la de sentado que siempre deja algunos restos, que con los años y dependiendo de la dieta, y especialmente en personas sedentarias es culpable del desarrollo de la enfermedad.

..la culpa de nuestros males la tienen los franceses que introdujeron la Ilustración junto con el wáter..

En principio erróneamente creyó ver el desencadenante en la ingestión de alcohol y cerdo de los Cristianos frente a los Musulmanes, pero al aparecer los resultados de comunidades aborígenes australianas, bebedoras empedernidas y sin prejuicios culinarios culturales, siguió investigando hasta concluir que la postura de obrar es la que marca la diferencia entre unos países más sanos sin apenas incidencia y Occidente en general donde se dan cifras de epidémia.

Las distintas marcas de sanitarios, Roca a la cabeza, se han puesto en contacto con el Dr. Baldomero y ya están experimentando distintas variedades de este utensilio, desempolvando por lo pronto sus antiguos moldes de letrinas turcas que desaparecieron casi en su totalidad en los años 60.

En la fase experimental de los primeros modelos de letrina cientos de voluntarios se prestaron a cagar detrás de varias especies vegetales con objeto de reproducir los hábitats naturales más comunes; olivos, pinos o palmitos han sido las variedades escogidas, siempre usando la tradicional parte de atrás de estas plantas con objeto de determinar cuál de ellas facilitaba en mayor medida la evacuación.

Igualmente los fabricantes se estarían planteando crear modelos con apoyos para los brazos o asideros colgantes desde arriba con intención de favorecer la “postura de cagar”.

¡Au revoire, dijo Voltaire, tirando el chapeau al aire! O si el lector prefiere el equivalente en nuestra lengua materna: ¡A cagar al campo!