Un cuñado mantiene secuestrados a punta de guitarra a toda su familia desde la cena de Nochebuena

Un equipo de negociadores se dirige en estos momentos a Utrera para tratar de liberar a los rehenes

cunado-secuestro-2

El secuestrador podría haber actuado por iniciativa propia ya que la familia había ocultado previamente cualquier objeto que pudiera transformarse en un instrumento musical.

La cena de Nochebuena del pasado 24 de Diciembre ha resultado dramática para la familia Fernández (de los Fernández de toda la vida) tras convertirse en víctimas inocentes de uno de los secuestros más largos que se recuerdan en nuestra localidad. Un cuñado, armado con una guitarra, mantiene secuestrados desde las 23:00 de anoche a la práctica totalidad de la familia mientras procede a repasar una y otra vez su repertorio de canciones.

Un testigo que consiguió huir del domicilio donde se producto el terrible suceso (amigo de la familia) ha relatado a este medio que tras cenar y tomar algunas copas, el cuñado se ausentó durante unos momentos, aparentemente para fumar un pitillo en el exterior. Instantes después regresó armado con una guitarra y profiriendo amenazas hacia cualquiera que mostrara intención de abandonar el domicilio mientras procedía a desgranar el repertorio que había estado preparando presuntamente durante todo el año.

Angustiados y atemorizados, los familiares no pudieron más que acompañar con cualquier instrumento improvisado que tuvieran a mano al cuñado, ya fuera con una cuchara, las palmas desnudas o un cajón flamenco improvisado con una caja de detergente.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, alertados por el secuestro, y viendo que las canciones del cuñado eran más numerosas que las que inicialmente se barajaban (entre versiones y temas propios se calcula que pueden llegar al centenar..) se han puesto en contacto con la capital para solicitar efectivos especializados en este tipo de negociaciones, con objeto de trazar un plan de acción adecuado que preserve la integridad de los familiares.

En anteriores ocasiones se ha conseguido la liberación de algún rehén tras ceder a presiones para interpretar algún tema de Duncan Dhu, Loquillo o Sabina por parte del secuestrador, veremos si en esta ocasión esta estrategia se muestra efectiva. Seguiremos informando.