Hallan a un individuo sepultado bajo una pila de sillas en la carrera oficial

sillas

Expertos consultados están valorando sustituir las mortales sillas de tijera en la carrera oficial por taburetes de IKEA para evitar futuros accidentes.

Efectivos de la policía municipal fueron alertados esta mañana por los operarios que proceden al montaje de las estructuras y mobiliario destinado a los tradicionales palcos de Semana Santa en Sevilla cuando fue hallado por casualidad un individuo que yacía bajo una pila de sillas de las que se distribuyen a diario a lo largo del recorrido de la carrera oficial.

Uno de los testigos relataba a nuestros reporteros el fatídico hallazgo: “..me disponía a colocar las sillas como cada mañana cuando me dí cuenta de que un zapato asomaba bajo uno de los montones. Cual no sería mi sorpresa cuando al tratar de tirar del zapato ví que estaba todavía sujeto a un individuo que yacía bajo el peso de al menos quinientas sillas de madera. ¡Otro espabilao que quiere coger sitio!.. pensé mientras trataba de liberar al sujeto. Cuando me disponía a llamar su atención para que dejara la plaza libre pude apreciar que una de las sillas de tijera se había cerrado mortalmente atrapando el testículo izquierdo, lo que me llevó a determinar que o bien el tío estaba haciendo yoga y contenía el insufrible dolor estoicamente o estaba tieso como un garrote..”

La policía científica desplazada hasta el lugar de los hechos tras un concienzudo examen concluyó que el individuo probablemente fue atrapado mientras los operarios procedían a la rauda recogida de las sillas de la carrera oficial. No se sabe si fue un despiste o se encontraba adormilado en ese momento, el hecho es que no pudo reaccionar a tiempo abandonando su asiento y fue plegado sin remedio junto con su silla. Un detallado examen posterior pudo certificar que la causa exacta de la muerte se debió a la obstrucción de un capilar del testículo izquierdo provocado por un pellizco al plegar la silla, hecho que provocó su muerte fulminante al interrumpir  el riego en el cerebro.

Las redes sociales ya se han hecho eco del asunto y en tono de mofa algunos se han apresurado a solicitar que se cambie el conocido refrán: “Quien se fue a Sevilla perdió la silla” por “Quien se fue a Sevilla lo aplastó una silla“. Seguiremos informando sobre el caso.

 

Comentarios

comentario(s)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>