Utrera Today invita formalmente a Mariano Rajoy al Bar Currito

La invitación vendría a sumarse a las realizadas por las Nuevas Generaciones del PP y las Juventudes Socialistas de Utrera

rajoy

Bar Currito estaría haciendo acopio de mistela, “arvellanitas” y “chochitos” ante un previsible aumento de la demanda durante la visita institucional.

Los cachorros de la política local han invitado al presidente Rajoy a venir a Utrera: unos (los polluelos de gaviota), para que coma mostachones; otros (los capullos de rosa), para que cumpla sus promesas y salde las deudas pendientes con la ciudad. Con todo nuestro respeto: ¿qué mierda de invitaciones son esas? ¿Se puede ser más mezquino, más tacaño? ¡Ah, qué pobre impresión se habrá llevado el señor Rajoy de nuestro pueblo!

¿En qué cabecita cabe, almas de cántaro, que pueda aceptar don Mariano Rajoy tales proposiciones? Y no será por motivos de agenda, como podría esperarse de todo un Presidente del Gobierno, por lo que decline amablemente el besalamano de los popularcitos y las exigencias de los socialistitas; sino porque este hombre recibe a diario decenas de invitaciones mucho más sugestivas de otros pueblos y ciudades españoles, y habría que ser muy tonto para preferir venir aquí antes que a otro sitio. Por fas o por nefas, la generosidad es una virtud cardinal en la política. Por contra, estirarse menos que un portero de futbolín, suele crear archienemigos políticos muy rencorosos.

Con todo nuestro respeto: ¿qué mierda de invitaciones son esas? ¿Se puede ser más mezquino, más tacaño? ¡Ah, qué pobre impresión se habrá llevado el señor Rajoy de nuestro pueblo!

tweet_mariano
Invitación a Mariano Rajoy en Twitter

Hay que resarcir este craso error cuanto antes. Nuestra boyante industria del turismo religioso podría resentirse gravemente si a los españoles les da ahora por pensar que nuestra verdadera patrona es en realidad la virgen del puño prieto, no la Virgen de Consolación.

Utrera Today, sabedora del buen saque que tiene comiendo el actual Presidente del Gobierno, saldrá al quite de la situación haciéndole una oferta que no podrá rechazar: ¡Señor Presidente, véngase al Bar Currito con nosotros! ¡Le agasajaremos con pronta y buena voluntad con un variado surtido de frutos secos (arvellanitas y chochitos mayormente) y mistela a tutiplén, ¡nada de miserias! ¡Viva el Racing de Santander!