Podemos lanza la campaña “#RecuperaElMorado” para reinvindicar el espíritu de la botellona del 15M

Podemos Utrera se ha solidarizado con esta campaña iniciando una recogida de berenjenas y otras hortalizas

errejon-morado

#RecuperaElMorado, #LiberaTuBerenjena o #AtrincameElPepino se convierten en los hashtags más usados en Twitter por los errejonistas.

Las, hasta la fecha de hoy, insalvables diferencias entre Iglesias y Errejón no han tardado en hacerse patentes en otros redondeles más modestos. El cáncer del cainismo podemita estatal se ha extendido a través de las redes sociales, los medios de comunicación y los corrillos confabulatorios (¿angiogénesis?), en una suerte de cascada metastásica que ha llegado hasta los mismísimos márgenes del Calzas Anchas, tal es su alcance y agresividad.

Así las cosas, Podemos Utrera, contaminada por la cizaña de los redondeles superiores, se ha enzarzado en una guerra intestina, no sabemos si gruesa o delgada, entre los partidarios de extremar la acción política en las calles y los que prefieren entrar en las instituciones, siquiera como elefantes en una cacharrería.

Como ya sabrá el lector, la acción politica de Podemos Utrera se ha limitado hasta ahora a poco más que a la recolección y posterior entrega a Cáritas de unas cuantas calabazas y manzanas (el resto de actividades pueden considerarse actos meramente organizativos o propagandísticos). Los extremistas sostienen que deben continuar la lucha ampliando el surtido de vegetales, tales como zanahorias, pepinos, lechugas y berzas y no limitarse a las mencionadas manzanas y calabazas. En palabras de uno de sus representantes:

“Con un troncho en la mano, la gente se siente más animada a resistir en las trincheras. La zanahoria, como todo politólogo debería saber, es capaz de expresar por sí sola toda la rabia y frustración de los más desfavorecidos, gracias a su alto contenido en betacaroteno. Debemos proporcionar a la gente verduras que exalten el orgullo de lo popular y la identidad de clase“.

Por su parte, los pragmáticos insisten en que para ser útiles a los utreranos, Podemos Utrera debería repartir las próximas calabazas y manzanas dentro del Ayuntamiento, en el Salón Pompeyano o en el Salón de Plenos, pues aún creen en la capacidad transformadora de la oposición dentro de las instituciones. Sólo aceptarían incluir en su proyecto político a la berenjena, ya que ésta es una hortaliza mucho más transversal, que abarca un mayor espectro político, dónde va usted a parar, que la coliflor o la lechuga.

..con un troncho en la mano, la gente se siente más animada a resistir en las trincheras..

En la última asamblea preparatoria para Vistalegre II, celebrada el pasado domingo, se formó un pitote de la hostia, de padre y muy señor mío, entre los adeptos de ambas posiciones políticas. Espectáculo bochornoso donde lo hubiese, no faltaron en el lance el intercambio de expresiones más cercanas al lenguaje verdulero que a la teoría política: “cómeme el nabo“, “atríncame el pepino” y otros dicterios igual de gustosos y nutritivos enriquecieron el intercambio de ideas.

Se espera que la próxima cita en las pistas de atletismo de Vistalegre permita dilucidar el futuro de Podemos Utrera. A priori parecen dos proyectos antagónicos, irreconciliables. Veremos lo que ocurre. Continuaremos informando.

Comentarios

comentario(s)