Podemos Utrera celebrará su particular VistaAlegre II en las pistas de atletismo

La indumentaria oficial será el chandal puesto de moda por Fidel Castro en sus últimas apariciones públicas

vistalegre-2-2

Pablistas y Errejonistas competirán en calles separadas. Se espera rebajar la marca actual en 400 metros obstáculos.

Podemos Utrera, con esa misma voluntad heredada de otros Círculos superiores de construir una forma nueva de hacer política y diferenciarse claramente de la casta, también de su propia casta, celebrará su particular Vistalegre II en las pistas de atletismo de nuestra localidad. Pablistas y errejonistas utreranos tendrán ocasión de verse las caras en los próximos 10, 11 y 12 de febrero en este singular evento político-deportivo. Entrevistamos al recalcitrante pablista José Fernández, de los García de toda la vida, al que sorprendimos entrenando su propuesta en la calle nº 1:

—Señor podemita, señor podemita, por favor, unas palabras para Utrera Today.

¡Arf, arf, arf! Jamás creí… ¡arf, arf!… que hacer carrera política… ¡arf!… fuese tan duro. No es que yo me figurara que todo iban a ser pactos, complicidades y mamandurrias; pero es que esto ya se sale de madre María purísima, sin pecado concebidanos confesó el exhausto miembro de Podemos, que estaba el pobrecito mío hecho unos zorros, recogiendo colillas con la lengua como aquel que dice, después del trote.

Jou, ¿por qué habéis elegido las pistas de atletismo para celebrar vuestro próximo congreso?

—Bueno, esto es Vistalegre, ¿no? La vieja política acostumbra a hacer sus congresos en pabellones cubiertos, con mucho boato y olor de multitudes, y en donde el intercambio de ideas se hace por vía renal; lo nuestro será diferente: nosotros, aquí al aire libre, también nos mearemos en las ideas de los otros, pero a la vista de todos, con mucha más transparencia y menos albúmina, usted ya me entiende.

—Hasta ahora la acción política de Podemos Utrera se ha centrado en eventuales repartos de lechugas y repollos, lo que ha sido intrepretado por algunos politólogos del Consejo Superior de Deportes como una concepción anaeróbica del ejercicio de la política. ¿No tienen miedo de que esa falta de continuidad en el quehacer político pueda hacer pensar al peatón corriente y moliente que al partido morado se le ha acabado el fuelle, que el fenómeno Podemos no ha sido más que una moda pasajera secundada por un puñado de oportunistas? Sería una verdadera pena que el esfuerzo de estos años se quedera en agua de borrajas.

—La borraja es muy diurética, es lo único que puedo decir.

—¿Temen que algunos miembros de su partido se presenten dopados con ideas tan abstrusas para el vulgo como la lucha por la hegemonía, de Gramsci, o la razón y la mística del populismo, de Laclau?

—Nosotros esperamos que haya muchas ideas y propuestas sobre la pista, tanto aeróbicas como anaeróbicas. Siempre y cuando no supongan una merma importante para el debate, correremos todo el mundo (aunque siempre habrá algún que otro politólogo graciosete que piense que hay que darle al merme). Lo saludable para el partido es todos sus miembros participen en cada una de las modalidades atléticas: carreras, saltos, lanzamientos, pruebas combinadas y marcha.

—¿Habrá entonces lanzamiento de hoz y martillo?

Martillo de brujas, martillo sin amo, nuestro amigo se puso repentinamente morado (de ¿ira?, ¿engollipamiento?, ¿prurito anal?) y amenazó con propinarme un coco picante si yo no afinaba más con mis preguntas, que las encontraba sospechosamente capciosas.

—¿Serán los discursos puntuables para el Campeonato de España?

—Sí, por eso confió firmemente en que podamos registrar unas buenas marcas retóricas.

—Gracias por su atención.

—De nada, isotónico.

 

Comentarios

comentario(s)