Un utrerano se disfraza de superhéroe para salvar los naranjos de la plaza

"Superfernández" se hace llamar el nuevo superhéroe netamente utrerano que velará a partir de ahora por los derechos de nuestros árboles.

superfernandez_naranjos

Marvel ya habría manifestado su interés por hacer un “Team-Up” de este personaje junto con Batman y Linterna Verde.

Una nueva estrella ha nacido en el universo de superhéroes de la campiña, al menos a juzgar por las imágenes obtenidas en la Plaza del Altozano estas últimas horas. Un individuo disfrazado de superhéroe que se hace llamar “SuperFernández” (de los Fernández de toda la vida, según acalaraba a este medio..) dice erigirse en defensor de los naranjos de la plaza, tras conocerse la intención del consistorio de trasplantar dichos árboles a maceteros para mejorar la seguridad de los ciudadanos.

“..en caso de peligro, el alcalde sólo debe encender la Mostachón-Señal y acudiré raudo a su llamada..”

“Usaré todos los superpoderes a mi alcance para evitar que los árboles sufran daño alguno, y en todo caso, los utreranos me tienen a su disposición para velar por su seguridad; en caso de peligro, el alcalde sólo debe encender la Mostachón-Señal y acudiré raudo a su llamada..” declaraba al reportero desplazado al lugar de los hechos.

“Mostachón-Señal”, el equivalente de la “Bat-Señal”, instalada en dependencias municipales.

¿Y cuáles son los superpoderes que este ciudadano se atribuye? Preguntado por esta cuestión, nos enumeraba algunos de estos atributos que le otorgan una capacidad sobrehumana:

Supervisión X: Es capaz de detectar los caracoles con arenilla en un tarro tamaño familiar con sólo echar un vistazo.

Hipervelocidad: Aparece de manera instantánea al inicio de cualquier cola. Se dice que incluso es capaz de situarse al inicio de la cola de los pensionistas en la puerta del banco los días de cobro.

Hiperabsorción: Mediante un complicado proceso osmótico es capaz de vaciar cualquier cantidad de botellines que se encuentren en las inmediaciones. Muy útil para desecar charcos y cualquier embalse de origen pluvial. Para activar este superpoder tan sólo sería necesario diluir el contenido de un botellín en el líquido a absorber.

Conocidas las cualidades de este X-Men de la campiña, queda por ver si el Ayuntamiento osará retirar los naranjos ahora que el conflicto entre superhéroes y villanos está servido. Seguiremos informando.