Sale a concurso un puesto de farero en la Plaza del Altozano

Las intensas nieblas de los últimos días han provocado ya más de un encontronazo de los traseuntes

niebla-plaza

El faro ayudará a ubicar correctamente el puesto de castañas al tráfico aéreo que realiza su ruta hacia la cercana Base Aérea de Morón de la Frontera.

Azuzado hasta el vértigo por toda la jauría de medios informativos que ululan a nuestro alrededor, el lector ya debería saber que el Brexit está trayendo consigo nefastas consecuencias no sólo en el ámbito económico y financiero. Cada día que pasa, los científicos descubren nuevas y sorprendentes interrelaciones causa-efecto entre la salida del Reino Unido de la Unión Europea y los más dispares eventos y sucesos. Un poné: la niebla londinense ha decidido emanciparse de la capital inglesa e instalarse por su cuenta y riesgo en la Plaza del Altozano. ¿Efecto mariposa? Sin duda. A poco que se piense, se verá que el pequeño gesto de depositar una papeleta en una urna de metacrilato puede acarrear cambios impredecibles e irreversibles en el curso de la historia y la climatología. ¡Qué le vamos a hacer, es lo que tiene el caos!

Utrera, pueblo tremendamente hospitalario con todo lo que provenga de la cultura anglosajona o estadounidense, ha acogido con gozo la niebla ¿Veremos algún día el Támesis usurpando el cauce soterrado del Calzas Anchas y su aliviadero? ¿Abrirá Jamie Oliver un bar en donde poder degustar paella con chorizo y fish & chips, en vez de arroz con liebre y pavía con patatas? No mentemos a la bicha.

La reacción de nuestro Consistorio ante tan inusual fenómeno metereológico (inusual por su persistencia, no por su rareza) no se ha hecho esperar: con la presteza de un sidecar, la Unidad Administrativa de RR.HH., Desarrollo Estratégico, Formación y Empleo del Ayuntamiento de Utrera ha publicado las bases para el proceso de selección de una plaza de farero-bolardero. A su vez, el propio Ayuntamiento ha emitido un bando municipal en el que se insta a los carritos de bebés a circular con faros antiniebla por toda la zona afectada.

Oiga, señor periodista, ¿y no es más probable que se trate de humo del puesto de castañas ubicado en la misma Plaza del Altozano que de niebla londinense inmigrada ilegalmente, como usted apunta?

¡Coño!, pues ahora que lo dice…