Utrera habilitará un Corredor Verde para que Rajoy pueda practicar footing

Carlos Guirao hacía la presentación a los medios del proyecto de Corredor Verde de Vistalegre donde Mariano Rajoy practicará su particular estilo de "running".

Carlos-Guirao-Corredor-Verde-Rajoy

“El Corredor de Vistalegre no es cosa menor, y por tanto es cosa mayor”, declaraba Rajoy durante una interpelación de Podemos-IU en el congreso.

Tras la presentación por parte del delegado municipal de Medio Ambiente, Carlos Guirao, del proyecto de Corredor donde se espera que el presidente del gobierno practique su habitual ejercicio matutino, las reacciones no se han hecho esperar. Algunos ya tachan de despilfarro la puesta en marcha de un corredor verde sólo para satisfacer los caprichos de tan insigne visitante durante una más que hipotética visita a Utrera.

Que haga footing por la ronda norte, como todo el mundo, a ver si se encuentra al fantasma de la curva y se lo lleva de una vez..“, criticaban desde el PA. “¿Y si habilitamos en el corredor verde un food-truck que sólo sirva mostachones?”, proponía el representante de las juventudes del PP, mientras las juventudes socialistas decidían abstenerse de tomar alguna decisión para no “dañarla estabilidad de nuestro país.

..que haga footing por la ronda norte, como todo el mundo, a ver si se encuentra al fantasma de la curva..

Los contrarios a esta medida han elaborado de urgencia un plan alternativo, mucho más económico para las arcas públicas, donde se plantea que tanto la visita como las jornadas de “footing matutino” pueden realizarse usando para ello la pantalla de plasma exhibida durante la presentación del Corredor Verde.

De todos es bien conocida la afición del Partido Popular a mostrarnos sus líderes a través de un plasma de MediaMarkt, así que no se extrañe usted, querido lector, si un Domingo de estos mientras trata de sintonizar en cualquier bar utrerano el partido de la jornada, aparece el bueno de Don Mariano con un chándal (atuendo poco menos que castrista o bolivariano..) con la lengua levemente insinuada por la comisura izquierda de la boca, avanzando hacia el espectador lenta pero inexorablemente. Antes de que sea demasiado tarde apague el aparato de televisión, evitando así que una versión gallega de Sadako escape de la pantalla y le arrebate su alma.

Seguiremos informando.