Un concurso de ideas decidirá el contenido del “Monolito” de la Barriada Muñoz Grandes

"El monolito será lo que los ciudadanos decidan que sea", declaraban los responsables de la idea a los medios.

concurso-ideas-monolito

Un relevante analista político manifestaba a modo de honda reflexión sobre la controversia suscitada: “..los de podemos siempre dando porculo..”

La polémica está servida de nuevo en Utrera. Tras la aplicación en el marco de la normativa autonómica de las leyes que dictan retirar de nuestras calles vestigios y homenajes a personajes de la guerra civil, no han sido pocos los utreranos que han manifestado su disconformidad con esta medida. Según manifestaban a este medio, dicho monolito carece por completo de las connotaciones que otros le atribuyen, y he aquí el origen de la discordia.

“Para evitar tanta polémica bastaría con llamar a la barriada Muñoz Grandes como Zuñom Gandre y problema resuelto..”

Para poner de acuerdo a todos los utreranos, se habría optado como en ocasiones anteriores por un concurso de ideas para que el utrerano de a pie (también el que se encuentre cómodamente sentado frente al ordenador) pueda decidir el mensaje que debe mostrar este monumento ya emblemático de nuestra localidad. Al cierre de esta editorial ya se habrían recibido las primeras propuestas que a continuación pasamos a mostrar:

monolito-munoz-grande-001

monolito-munoz-grande-002

monolito-munoz-grande-003

monolito-munoz-grande-005

monolito-munoz-grande-007

Otros ciudadanos habrían remitido otras posibles propuestas que a su juicio deberían figurar en este elemento arquitectónico tan peculiar. José Fernández (de los Fernández de toda la vida, vecino desde chiquetito), defiende que debería figurar el lema “Uña, Grande y Libre“.

Algunos abogan por una renovación integral de la denominación de la barriada realizando una deconstrucción digna del mismísimo Dabiz Muñoz (vecino de esta barriada hasta que marchó a la capital para realizar el servicio militar). Siguiendo los cánones que dicta tan socorrido artificio culinario, la barriada Muñoz Grandes pasaría a llamarse Zuñom Gandre y problema resuelto, ningún militar franquista habría tenido “huevos” de llamarse así.

Sondeados los vecinos de la barriada por este reportero manifestaban que no salen de su asombro: “no acabamos de explicarnos la relación de esta barriada con el régimen, aquí siempre se la ha conocido como la de “muñón grande“.

Seguiremos informando.