De Madrid a Sevilla en autobús, una experiencia que cada vez es vivida por más turistas

madrid-sevilla-autobus-001

El turismo nacional siempre ha hecho gala de un gran éxito en nuestro país. Ello no es de extrañar teniendo en cuenta el elevadísimo número de atractivos con el que cuenta el territorio español, lo cual invita a muchas personas a no verse obligadas a ir al extranjero para disfrutar de un gratificante viaje y de unas vacaciones inolvidables.

Sevilla es un claro ejemplo. De hecho, Utrera año tras año recibe ingentes cantidades de visitas por parte de amantes de la cultura flamenca, la gastronómica y otros aspectos de los que presume el citado municipio. Así pues, es comprensible que tantos españoles se decanten por la capital andaluza.

Concretamente desde la región madrileña son innumerables los viajeros que escogen la provincia sevillana. Ciertamente la ruta conlleva un recorrido de más de 500 kilómetros, por lo que todos ellos destinan el tiempo necesario a valorar las diversas opciones de transporte existentes en la actualidad, accediendo para tal fin a virail.

Esta especie de comparador online muestra tanto los horarios como los precios de la conexión indicada, en este caso Madrid-Sevilla. De un solo vistazo el turista pasa a tener al alcance de un clic diversas opciones para que pueda escoger fácil, rápida y cómodamente la que mejor congenie con él y satisfaga sus necesidades.

Por ejemplo, para la ruta que da comienzo en la capital española y finaliza en la andaluza se ofrecen un total de cuatro medios distintos, destacando todos ellos por ser bastante económicos –especialmente al valorar la cantidad de kilómetros que han de ser abarcados–. Todos ellos rondan los veinte euros por trayecto, incluyendo los vuelos.

En caso de preferir medios terrestres son mostradas en pantalla tres alternativas de lo más interesantes: tren –tanto con transbordo como sin él–, viaje en coche compartido a través de la popularísima app conocida bajo el nombre de BlaBlaCar y autobús, una de las opciones con más demanda en la actualidad.

Autobús: posibilidades y ventajas

Uno de los primeros aspectos que más llaman la atención a los viajeros respecto a ir de Madrid a Sevilla en autobús reside en las numerosas posibilidades que surgen al contratar el viaje. Un claro ejemplo es el de aquellos que prefieren aprovechar la ruta para dormir. ¿Sabías que existen trayectos nocturnos precisamente para satisfacer dicha necesidad?

Una clara muestra es la siguiente: la ruta que se inicia a las 12 de la noche y llega al destino –en concreto a Plaza de Armas– a las 06:10, ideal para quienes desean aprovechar al máximo el día en una de las provincias más bellas de toda España y que se caracteriza por ser plenamente disfrutable en cualquier época del año.

Por el contrario, algunos viajeros prefieren decantarse por la alternativa diurna precisamente para admirar los encantos que destila la ruta, la cual pasa por atractivas poblaciones que pueden ser contempladas desde la lejanía. Las posibilidades en términos de horarios son prácticamente infinitas.

También merece una mención especial el hecho de poder coger el autobús desde dos puntos distintos de la capital de España. El preferido a día de hoy es la Estación Sur. Ello es comprensible teniendo en cuenta que el trayecto supone tres cuartos de hora menos en comparación con el siguiente que será sacado a colación.

Si el primero que ha sido mencionado supone unas seis horas para llegar a Plaza de Armas, la emblemática estación sevillana, el segundo que parte desde la Terminal T1 del Aeropuerto de Barajas ronda las siete horas en total. Aun así, también es un trayecto con bastante demanda por lo práctico que resulta bajarse del avión y tener a pocos metros una parada en la que coger el autobús y llegar confortablemente al destino.

Precisamente al haber mencionado el aspecto de la comodidad es inevitable entrar de lleno en las ventajas que supone dicho medio de transporte al realizar una ruta de este calibre, es decir, de 500 kilómetros aproximadamente. En primer lugar ha de describirse la opción de poder reclinar el asiento dando pie a que el cuerpo permanezca en una postura inmejorable a lo largo de las seis o siete horas.

Otro aspecto que guarda relación con la confortabilidad es de carácter más bien técnico, haciendo referencia a la absorción de las vibraciones que se produce en el interior del vehículo para que los clásicos viajes movidos que tenían lugar en tiempos anteriores pasen a ser historia e incluso sea posible echarse una cabezada para llegar a Sevilla muy descansados.

Por último, ha de sacarse a colación la posibilidad de contratar a compañías de gran prestigio a nivel nacional. Un claro ejemplo es Socibus, la empresa que cubre el trayecto Madrid-Sevilla y que lleva operando desde el año 1993 no solo con rutas de considerable distancia, sino también con transportes urbanos –disponiendo actualmente de concesiones en multitud de provincias–.