Cuarto Milenio volverá a Utrera a investigar el misterio de los “mostachones menguantes”

El equipo tropezó por casualidad con uno de los más importantes misterios de nuestro siglo.

cuarto-milenio-misterio-mostachones-menguantes

La nueva temporada de Cuarto Milenio estrenará una nueva sección denominada “Misterios de la Campiña”.

¿Cuál es el motivo oculto que hay detrás de la imparable mengua en el tamaño de los mostachones? ¿Hay algún tipo de sociedad secreta que controla el diámetro de este mundialmente famoso bizcocho? ¿Revelan sus proporciones conocimientos esotéricos reservados sólo a los iniciados en la Cábala?

Con éste y otros misterios habría tropezado por puro azar el famoso investigador Iker Jiménez durante su visita a Utrera para esclarecer ciertos hechos paranormales acaecidos en una vivienda de la localidad. Varios testigos de los hechos habrían puesto en antecedentes al equipo de reporteros sobre uno de los misterios más importantes de los últimos años: ¿por qué los mostachones menguan año tras año sin parar?

Un decremento apenas perceptible si se observa durante un corto periodo de tiempo, que sin embargo resulta muy evidente para los más ancianos de la localidad: ‘antes solíamos decir aquello de “tienes la cara como un mostachón“..'; dicho que ha perdido su significado en la actualidad, excepto entre los aborígenes jíbaros de Sudamérica.

¿..pueden catalogarse los grupos de flamenquito que proliferan en nuestra localidad como psicofonías flamencas..?

Sin embargo ese no es el único misterio con el que han tropezado estos intrépidos investigadores. Enumeramos a continuación otros enigmas que probablemente serán objeto de futuros reportajes:

– Algunos utreranos relatan haber entrado en la niebla originada por el puesto de castañas de la plaza y haber aparecido en Pinganillo. ¿Qué explicación tienen estos aparentes viajes en el tiempo y el espacio?

– ¿Qué provoca los aportes de heces caninas que misteriosamente aparecen una y otra vez en nuestras aceras? ¿Constituyen la prueba de la existencia de dimensiones paralelas desde las que los dueños de las mascotas arrojan sus deposiciones a nuestro mundo?

– ¿Cual es la causa de la proliferación de grupos de flamenquito en nuestros locales de ocio? ¿Podrían catalogarse estos inquietantes sonidos como psicofonías flamencas? ¿Qué mensajes intentan transmitirnos las soleares de ultratumba o las alegrías del más allá?

Seguiremos informando. Tatitotín, totín, totín..