EXPEDIENTE IKER: Llama al número de la parada de Taxis y le cogen el teléfono

El individuo afirma que alguna entidad desconocida descolgó el auricular y se puso al aparato.

Iker-Jimenez-telefono-taxi

El conocido reportero del misterio estaría buscando piso en Utrera para evitar las continuas idas y venidas.

A Iker Jiménez se le acumulan los Expedientes X utreranos. Si hace poco daba por terminada sin resultados concluyentes una investigación sobre la mengua en el tamaño de los mostachones, un nuevo caso reclama ahora su atención; aún más escalofriante si cabe que el anterior.

Según ha podido conocer este medio de manos de su protagonista, al que llamaremos J. A. Fernández (el sujeto desea mantener el anonimato por temor a posibles represalias) se encontraba días atrás en su domicilio cuando tuvo la necesidad de hacer uso de su vehículo. Sin embargo dicho vehículo el día de autos decidió declararse en huelga de bielas caídas, así que tuvo que optar por encontrar un medio de transporte alternativo.

Por puro azar recordó tener anotado el número de la emblemática parada de taxis utrerana, aunque su primera reacción fue pensar: “bah, es imposible que alguien conteste.. nunca lo ha cogido nadie..“. Sin embargo J.A. Fernández, persona intrépida donde las haya, decidió probar suerte.

“..su primera reacción tras llamar fue: “bah, es imposible que alguien conteste.. nunca lo ha cogido nadie..

Tras realizar el marcado de los fatídicos dígitos, aguardó un instante: uno, dos, tres timbrazos.. de repente, la sangre se le heló en las venas al escuchar claramente el sonido de alguien al otro lado que descolgaba el teléfono. Muerto de miedo, J.A.Fernández colgó inmediatamente el aparato, presa del pánico.

Estremecedor testimonio, escalofriante, y por qué no decirlo, pa cagarse. ¿Qué entidades respondieron esta llamada? ¿Es una prueba de la existencia de mundos paralelos al nuestro habitados por seres que desean establecer contacto ? ¿Con qué objetivo se comunican con nosotros? Y sobre todo, ¿cuanto cobran por una carrera?

Preguntas y más preguntas, muchas de ellas (o prácticamente todas, por qué no decirlo) quedarán sin respuesta. Finalmente J.A. Fernández pudo realizar el trayecto en la Nave del Misterio, que amablemente se ofreció a llevarlo por un módico precio, convirtiéndose así en el primer Uber del Misterio.

Seguiremos informando.